[…] Suenan zambombas, villancicos y panderetas pero yo… ya escucho carnaval por todas partes. Mientras los mantecados y turrones se acumulan en la mesa yo veo los papelillos asomando tras el armario, a la vez que pienso en los tipos que nos sorprenderán este año. Y si el rojo se apodera de las mesas y los trajes, el multicolor se mete por mis pupilas sin darme cuenta. Y así, la Navidad se me convierte en anticipo de colores, disfraces y coplas. En un “la cuenta atrás ha comenzado”…. (leer artículo completo) […]

Responder