[…] Pero lejos de trámites políticos y burocráticos, lo que está claro es que para nosotros, los carnavaleros, no hace falta que nadie nos diga que el carnaval es Patrimonio de la Humanidad, porque para nosotros ya lo es desde hace tiempo. Por su música, por su aroma y sus colores. Por sus letras…. Leer artículo completo […]

Responder